Uveítis

La uveítis se define como la inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo situada entre la esclerótica y la retina. La úvea aporta la mayor parte del suministro sanguíneo a la retina, está pigmentada, y consta de tres estructuras: el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. La uveítis es una de las causas del ojo rojo. Suele acompañarse de disminución de la agudeza visual, de curso lento y progresivo y dolor. No produce secreciones externas lo que la distingue de otras causas de ojo rojo, como la blefaritis, conjuntivitis y el chalazión. Por extensión se llama uveítis a cualquier tipo de inflamación del interior del ojo. Suele cursar con cierta intolerancia a la luz y requiere de un exhaustivo examen por parte del oftalmólogo. Puede afectar a uno o ambos ojos.

CAUSAS
La uveítis puede ser causada por trastornos del sistema autoinmune, la artritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante, infección o exposición a toxinas. Sin embargo, en la mayoría de los casos la causa se desconoce.La forma más común es la uveítis anterior, la cual implica inflamación de la parte frontal del ojo. A menudo se denomina “iritis” debido a que generalmente sólo afecta el iris, la parte coloreada del ojo. La inflamación puede estar asociada con enfermedades autoinmunitarias, pero la mayoría de los casos se presenta en personas sanas. Este trastorno puede afectar únicamente a un ojo y es más común en las personas jóvenes y de mediana edad.La uveítis posterior afecta la parte posterior de la úvea y compromete principalmente a la coroides, una capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo en la parte media del ojo. Este tipo de uveítis se denomina “coroiditis” y si la retina también está comprometida, entonces se llama coriorretinitis. Uno puede presentar esta afección si ha tenido una infección generalizada o si padece una enfermedad autoinmunitaria.Otra forma de uveítis es la pars planitis, una inflamación que afecta el área estrecha (pars plana) entre la parte coloreada del ojo (iris) y la coroides. La pars planitis se presenta con frecuencia en hombres jóvenes y generalmente no está asociada con ninguna otra enfermedad. Sin embargo, alguna evidencia sugiere que puede estar ligada a la enfermedad de Crohn y posiblemente a la esclerosis múltiple.

SÍNTOMAS
Ojo rojo
Visión borrosa o disminución de la agudeza visual
Sensibilidad a la luz (fotofobia)
Moscas que flotan
Dolor moderado a intenso

TRATAMIENTO
La pars planitis a menudo se trata con gotas oftálmicas que contengan esteroides. También se pueden recetar otros medicamentos, incluyendo esteroides orales, para ayudar a inhibir el sistema inmunitario.El tratamiento de la uveítis posterior depende de la causa subyacente, pero casi siempre incluye esteroides por vía oral. Es posible que se necesiten especialistas adicionales en enfermedades infecciosas o autoinmunidad para enfermedades tales como la sífilis, la tuberculosis, el SIDA, la sarcoidosis o el síndrome de Behcet.

Si la uveítis es causada por una infección generalizada, el tratamiento puede consistir en antibióticos y antinflamatorios potentes llamados corticosteroides.

COMPLICACIONES
Una Uveítis sin tratamiento adecuado podría complicarse y desarrollar cataratas, generar líquido dentro de la retina, Glaucoma, Desprendimiento de Retina y finalmente, pérdida de la visión.

Tamaño de Texto