Tumores Oculares

Los tumores oculares existen. Pueden ser benignos o malignos, en este último caso corresponde llamarlos cáncer ocular. Su estudio y manejo es desarrollado por Oncología Ocular, sub especialidad de Oftalmología.

El concepto de cáncer ocular engloba un grupo de distintos tumores oculares en adultos y en niños. Algunos de estos tumores se originan primariamente en el ojo. Su manejo es extremadamente delicado y preciso a fin de evitar la extensión fuera del ojo, metástasis y eventualmente la muerte del paciente como cualquier otro cáncer. Otros tumores oculares son focos metástasicos de cáncer en otros órganos, clásicamente mama y pulmón. Un correcto manejo de estos focos metastásicos intraoculares permite una adecuada calidad de vida para estos pacientes. La prevalencia de tumores oculares no es mayor que antes, sino que hoy existe más equipamiento, tecnología y conocimientos para abordar este tema.

CÁNCER OCULAR Y RADIACIÓN

UV

Durante las últimas décadas hemos presenciado un incremento en la literatura científica dermatológica advirtiéndonos una mayor incidencia de tumores malignos cutáneos secundarios a una mayor radiación UV. Los ojos también son afectados por la radiación. Si nos limitamos a los tumores oculares, es claro que esta mayor radiación pudiera ser responsable del incremento de tumores malignos conjuntivales y párpados tales como carcinoma basocelular, espinocelular y melanomas. Qué es lo recomendable? frente a cualquier lesión de crecimiento rápido pigmentada o no, en un paciente con historia de exposición solar se recomienda control oftalmológico inmediato.

CÁNCER DE CONJUNTIVA Y PÁRPADOS

La correlación entre cáncer de piel y exposición a radiación ultravioleta (UV) es ampliamente conocida. Pero aún no se ha dicho lo suficiente respecto del cáncer de conjuntiva y párpados frente a esta misma radiación. Lesiones con relieve o pigmentadas de párpados y/o conjuntiva de crecimiento progresivo ameritan plantear un posible diagnóstico de cáncer, más aún si ha existido exposición a radiación UV. Los carcinomas y melanomas de conjuntiva y/o párpados, son tumores malignos que de no mediar un tratamiento oportuno y precoz comprometen la vida de los pacientes tanto como cualquier otro cáncer. El manejo adecuado de estos tumores implica tratamiento ocular y sistémico. El tratamiento local incluye cirugía, distintos tipos de láser, quimioterapia local o sistémica, radiación u otros, permitiendo la preservación de la vida, el globo ocular y la visión de nuestros pacientes.

La exposición acumulativa a radiación UV proveniente del sol, puede generar problemas oftalmológicos muy variables, desde simple irritación a lesiones degenerativas y tumorales, estas últimas con riesgo de diseminación y metástasis.

Si bien la incidencia de tumores oculares es baja, ha habido un aumento en el número de ellos a nivel mundial, en parte atribuible a una mayor exposición a radiación UV. Hoy en día es recomendable el uso de lentes con filtro UV mayor a 95%, en pacientes de todas las edades. Más aún en aquellas personas que realizan actividades al aire libre. Tal como los dermatólogos, los oftalmólogos recomiendan el uso de filtros y protección solar, evitar exposición entre las 10.00 y las 16.00hrs. y el especial cuidado de los niños y generaciones más jóvenes.

Tamaño de Texto