NUEVO LÁSIK AUMENTA RANGO DE ACCIÓN.

 por Dr. Rodrigo García.

NUEVO LÁSIK AUMENTA RANGO DE ACCIÓN

El equipo láser Allegretto 500 permite operar astigmatismos de hasta 6 dioptrías.

El astigmatismo es un defecto de la visión muy frecuente que se manifiesta por visión borrosa, tanto para lejos como para cerca. Comúnmente se asocia a otros defectos de visión como Miopía e Hipermetropía y es una causa común de consulta al oftalmólogo. Este trastorno visual se debe a alteraciones en la curvatura de la córnea (el tejido transparente que cubra la parte anterior del ojo) y su causa es desconocida.

Se diagnostica fácilmente en el examen oftalmológico habitual. “Este diagnóstico es especialmente importante en niños, más aún cuando el problema afecta a un solo ojo. Porque puede causar que la visión del ojo comprometido no se desarrolle, ya que este ojo debe competir con la visión del otro que está normal. Esto se denomina ambliopía que es ceguera por desuso, la cual puede evitarse con el tratamiento oportuno antes de los 6 años. Es habitual en un gran porcentaje de la población y no siempre requiere tratamiento”, explica el Dr. Rodrigo García, cirujano oftalmólogo de Clínica Pasteur.

Normalmente, la luz llega a la retina (membrana sensible del ojo) en un punto focal que se ubica en la mácula, que es la parte central de la retina y que produce la visión más nítida. En la miopía en cambio, este punto focal se ubica por delante de la mácula y en la Hipermetropía por detrás. En el astigmatismo, en cambio, la luz se divide y ya no existe un punto focal, sino dos líneas focales que pueden ubicarse una en la mácula y otra por delante (astigmatismo miópico), o una en la mácula y otra por detrás (astigmatismo hipermetrópico) o una delante y otra detrás (astigmatismo mixto).

Dependiendo de su cuantía necesitará ser corregido para conseguir una visión compatible con las necesidades de la vida moderna, lo que se puede conseguir con lentes convencionales o de contacto y mediante cirugía refractiva, ya sea con incisiones cornéales relajantes o con la Cirugía Refractiva Lasik, que es la tecnología más usada en la actualidad.

“Los láseres modernos como el Allegretto 500, recientemente adquirido por Clínica Pasteur permiten corregir astigmatismos de hasta 6 dioptrías (una dioptría corresponde al poder necesario de una lente para enfocar una imagen a un metro de distancia) ya sea miópico o hipermetrópico. Este rango permite abarcar la mayoría de los defectos que presenta la población general. Logrando mejorar la calidad de vida de los pacientes, que de otro modo deben usar anteojos o lentes de contacto que muchas veces son rígidos, lo que limita el uso por baja tolerancia e incomodidad”, puntualiza el doctor García.

Tamaño de Texto