fbpx
Mes de la Diabetes
Previene la retinopatía diabética controlando tu glicemia

La retinopatía diabética es una de las principales causas de ceguera a nivel mundial. Un paciente con 20 años de evolución de su diabetes tiene un riesgo de 60% de desarrollarla. Las probabilidades aumentan con el avance de los años, pero está demostrado que un control estricto de la glicemia retrasa o incluso podría evitar su aparición.

Esta complicación ocular de la diabetes se debe a la alteración de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Esta falla se traduce en desarrollo de hemorragias e infiltración de lípidos y fluido en la retina.

En casos más avanzados pueden proliferar nuevos vasos sanguíneos anómalos en la retina y cuando esto ocurre, pueden sangrar hacia la cavidad vítrea, provocando pérdida brusca de visión. En situaciones extremas incluso pueden generar un desprendimiento de retina.

DIAGNÓSTICO

Se realiza mediante un examen de fondo de ojo con pupila dilatada. Debe efectuarse al menos una vez al año en todo paciente diabético.

TRATAMIENTOS

La estrategia terapéutica depende del grado de avance de la retinopatía diabética y de la alteración que amenace la visión.

  • Inyecciones intravitreas de avastín
  • Corticoides
  • Panfotocoagulación con láser
  • Vitrectomía
Tamaño