OFTALMÓLOGA DE CLÍNICA PASTEUR  PATENTA APLICACIÓN
OFTALMÓLOGA DE CLÍNICA PASTEUR PATENTA APLICACIÓN QUE PERMITE DIAGNOSTICAR TUMORES OCULARES INFANTILES EN ETAPAS TEMPRANAS.

La Dra. María Eliana Manquez, médico oftalmóloga especialista en Oncología Ocular. Su espíritu solidario unido a la pasión por la tecnología la llevaron a cumplir un sueño: diseñar una aplicación que se descarga gratuitamente desde el teléfono y que sirve para diagnosticar tumores oculares infantiles de manera precoz.

Los Retinoblastomas son los tumores oculares más frecuentes en niños. Suelen presentarse entre los seis meses y un año y medio de edad. Dado que los niños no expresan pérdida de visión, su diagnóstico puede lograrse varios meses o años después, cuando es muy tarde para preservar el ojo, incluso está en riesgo su vida.

OFTALMÓLOGA DE CLÍNICA PASTEUR PATENTA APLICACIÓN QUE PERMITE DIAGNOSTICAR TUMORES OCULARES INFANTILES EN ETAPAS TEMPRANAS.
BASES DE LA INNOVACIÓN

“Las cámaras fotográficas que se usaban antes de la era digital, eran capaces de detectar estas anomalías de manera temprana. Muchas veces aparecían las pupilas rojas y eso determinaba una condición normal de los ojos. Pero a veces aparecía una roja y otra blanca, o dos pupilas blancas. Esto indicaba probabilidad de alguna enfermedad ocular, dentro de las cuales la más grave era tumor ocular”, explica la Dra. Mánquez.

“Con la llegada de las cámaras digitales, esa sencilla oportunidad de diagnosticar un tumor se esfumó. Hoy los fabricantes buscan perfeccionar cada vez más los aparatos y ya no aparecen las pupilas rojas.

Sobre esta base, la Dra. Manquez solicitó al ingeniero Humberto Lobos, CEO de Movidreams, que desarrollara una aplicación que optimizara las condiciones que permitían evidenciar el rojo pupilar, así cualquier anomalía podría ser evidenciada con una simple, pero altamente sofisticada foto.

MDEyeCare

El resultado se tradujo en una aplicación llamada MDEye Care que se descarga gratuitamente desde cualquier parte del mundo. Está patentada y disponible desde el 30 de septiembre de 2013 en Apple Store y ya tiene cerca de 1.000 descargas desde los cinco continentes.“El gran aporte de MDEye Care es que con solo tomar una fotografía con el teléfono se puede realizar un tamizaje a niños pequeños y se detectan no solo tumores de manera precoz, sino también vicios de refracción y estrabismo”, indica la Dra. Manquez.Con esta aplicación los tumores se manifiestan cuando aparece la pupila blanca.Cuando hay vicios de refracción la anormalidad se detecta mediante una media luna amarilla en la pupila del ojo afectado.

MDEye Care fue presentado en el Congreso Internacional de Oncología Ocular en septiembre de 2013 en Estados Unidos y también en el Congreso Mundial de Oftalmología en Tokio en abril de este año. Fue una innovación que despertó gran interés entre los colegas del resto del mundo. Principalmente de los países menos desarrollados, donde MDEye Care se transforma en una gran oportunidad de realizar prevención de manera gratuita.

“Aún no está validado científicamente cuál es el nivel de precisión, estamos trabajando en eso. Pero sin duda, esta herramienta sí permite tener una percepción mejor que la que se logra a simple vista”, explica la Dra. Manquez.

Aunque puede ser usada por cualquier persona, sin importar su nivel académico, existe un método para usar esta aplicación. Este es explicado en el tutorial.Básicamente consiste en situarse a un metro, a la misma altura que el niño. Hacer foco en los ojos del menor tocando la pantalla. Apagar la luz. Esperar que el sensor llegue a la barra verde y señale OK y, finalmente, tomar la foto.

En la aplicación se muestran ejemplos de cómo se ve una imagen normal y otras con sospecha de enfermedad ocular.La aplicación tiene incorporada una base de datos con oftalmólogos especialistas en oncología ocular de todos los países del mundo, para que el usuario que detecte que un paciente o su propio hijo manifiesta una pupila de color distinto al rojo, pueda consultar con el especialista más cercano.

La doctora agrega que “esta aplicación debiese utilizarse de manera calendarizada, igual que las vacunas. Y los niños tendrían que llegar al pediatra con esta referencia para que sean derivados al oftalmólogo en caso necesario.

Porque el problema no es el Retinoblastoma, este tumor se trata con excelentes resultados. El drama es que la gran mayoría de los casos son diagnosticados tarde y ahí es una familia completa que sufre. Mi sueño es que esta herramienta sea usada en todo el mundo para que los niños sean diagnosticados precozmente y haya mejores resultados. Costos más baratos emocionales, sociales y también económicos”.

Tamaño de Texto