VICIOS DE REFRACCIÓN EN NIÑOS:
La importancia de usar lentes en la infancia

Ya sea por incomodidad o vergüenza, muchas veces al principio no es fácil conseguir que un niño use sus lentes. Pero los padres deben insistir. De lo contrario, si están indicados y no se usan, el niño perderá su capacidad de ver nítido para siempre. Su cerebro no aprenderá a ver. De nada servirá que en la adolescencia o la adultez use anteojos, ya que no tendrá la capacidad de ver claramente.

Hipermetropía, astigmatismo y con menor frecuencia miopía son vicios de refracción que se pueden detectar en los niños. Se indica el uso de anteojos si los defectos tienen una magnitud moderada a severa, son asimétricos entre cada ojo o se asocian a estrabismo (desviación ocular). Generalmente, la única manera de detectarlos es mediante un examen preventivo de rutina con el oftalmólogo a los 4 años de edad.

En este examen debiesen detectarse todos aquellos casos que nunca presentaron síntomas que alertaran a padres o profesores a consultar. Mediante un examen clínico –que muchas veces requiere poner gotas que relajan la musculatura del ojo y dilatan la pupila– el oftalmólogo hace el diagnóstico.
“En general, cuando se indica lentes a un niño pequeño y/o estrábico, es permanente.
Ocasionalmente, se recetan lentes de descanso o de ayuda que se usan solo para estudiar, ver la pizarra o usar computadores, tablets y celulares. Los niños deben usar lentes orgánicos o de policarbonato, para evitar accidentes con los cristales”, explica la Dra. Alejandra Roizen, cirujana oftalmóloga de Clínica Pasteur.

Hay marcos flexibles y bandas elásticas que permiten una mejor fijación y adaptación al rostro. “No usar un lente en la infancia puede llevar a mal desarrollo del potencial visual, lo que significa que cuando el niño crezca y necesite ver, no lo logre ni aún con anteojos por falta de estimulación a edad temprana”, explica la Dra. Roizen, y agrega que “usarlos ayuda a que el niño logre desarrollar su potencial visual, que pueda ver en tres dimensiones y con agudeza visual normal, pero no elimina el defecto.

lentes-familia-pasteur

El lente solo funciona mientras está puesto. Si se saca los lentes, vuelve su vicio de refracción y mala visión, pero si los ha usado correctamente sabemos que al ponérselos el niño recupera de inmediato la visión”.
En algunas ocasiones, generalmente en ciertos casos de estrabismo o hipermetropía, los lentes podrían abandonarse con el tiempo. En el caso de la miopía, esta tiende a aumentar. Cuando se trata de astigmatismo, en general es estable, pero a veces cambia en el tiempo, por eso el niño debe controlarse.

Dra. Alejandra Roizen
Dra. Alejandra Roizen

Cirujano Oftalmólogo de Clínica Pasteur.

El uso de los lentes cuando están indicados permite rescatar el potencial visual del niño.

Tamaño de Texto