Herpética Ocular

Uno de los virus que causa la enfermedad herpética ocular se llama el virus de la varicela zóster. Es el mismo que causa la varicela. Cuando este virus afecta al ojo, se llama herpes zóster oftálmico.

El otro virus que causa la enfermedad herpética ocular se llama herpes simplex tipo 1. Es el mismo virus que causa los herpes labiales en la boca. En el ojo, normalmente causa una infección de la córnea. Esta infección se llama herpes simplex queratitis.

Aunque ambos problemas son causados por el virus del herpes, son diferentes tipos de infecciones que pueden necesitar distintos tratamientos.

VIRUS

Como muchos virus, los virus del herpes simplex 1 y de la varicela zóster están presentes en la mayoría de los adultos. Los virus de la familia de los herpes suelen vivir alrededor de las fibras nerviosas en los humanos sin causar ningún problema. Ocasionalmente, los virus comienzan a multiplicarse, o se mueven de una zona del cuerpo a otra, y eso es cuando la enfermedad herpética se manifiesta. Esto suele ocurrir cuando el sistema inmune del cuerpo está debilitado por algún otro problema de salud.

DIAGNÓSTICO

Los dos tipos distintos de enfermedad herpética ocular tienen diferentes síntomas. Una cosa que tienen en común, es que los dos pueden ser muy dolorosos porque afectan a los nervios directamente.

SÍNTOMAS DE HERPES ZOSTER OFTALMOLÓGICO

Dolor en o alrededor de uno de los ojos

Enrojecimiento, sarpullido o irritación en los párpados y alrededor de los ojos, especialmente en la frente

Hinchazón y nubosidad en la córnea

SÍNTOMAS HERPES SIMPLEX QUERATITIS

  • Dolor en o alrededor uno de los ojos
  • Color rojo en el ojo
  • Disminución de la visión
  • Una sensación de tener suciedad o “arenilla” en el ojo
  • Lagrimeo
  • Fotofobia
  • Hinchazón y nubosidad en la córnea

TRATAMIENTOS

Los únicos medicamentos que funciona contra las infecciones del herpes son los medicamentos antivirales.
Dependiendo de qué tan serio sea el herpes zóster oftálmico y qué parte del ojo está afectada, se recomiendan gotas oculares, píldoras, o ambas.

Si la infección está afectando a la córnea, se pueden recomendar otro tipo de gotas llamadas corticoesteroides. Estos ayudan a controlar la enfermedad, pero también puede aumentar la presión en el ojo de algunas personas.

La enfermedad herpética ocular puede ser muy dolorosa, incluso varios días después del tratamiento cuando el ojo empieza a verse mejor. Esto puede ser desalentador, pero no significa que el tratamiento es un fracaso. Los medicamentos están funcionando, y el dolor desaparecerá eventualmente.

Tamaño de Texto