EL DESGASTE NATURAL DE LA VISIÓN.

 por Dr. Alonso Rodriguez.

PRESBICIE

No existe forma de prevenirla y afecta de igual forma a la población. Afortunadamente existe tratamiento y la implantación de lentes intraoculares multifocales, cirugía que cambia la vida de los pacientes.

La presbicie es parte del envejecimiento natural del ojo. Es el proceso por el cual éste va perdiendo paulatinamente la facultad de acomodación, es decir, la capacidad de cambiar el foco desde un punto lejano hasta uno cercano, como se requiere para leer o trabajar en el computador. Esto se debe a que el cristalino (lente natural que está dentro del ojo) va perdiendo su capacidad de cambiar de forma.

Este desgaste comienza desde el inicio de la vida, pero el joven no lo nota debido a que posee una amplia “reserva” de acomodación que se va agotando paulatinamente a través de la vida. Al llegar a los 40 ó 45 años de edad, la acomodación es insuficiente y aparecen las molestias en la visión de cerca.

“La presbicie es parte del proceso de envejecimiento que todos experimentamos, y al igual que con otras manifestaciones del envejecimiento, no podemos prevenir su aparición ni frenar su avance. Se presenta en forma similar en hombres y mujeres, y aparece tanto en ojos previamente sanos como aquellos con enfermedades previas. No hay una predisposición familiar ni genética para su aparición, sino que se presenta en forma democrática en toda la población. Un caso especial se da en algunos pacientes miopes, en quienes la miopía compensa o anula la presbicie y estos pacientes logran leer sin anteojos (aunque sí los requerirán para la visión de lejos)”, explica el Dr. Alonso Rodríguez, cirujano oftalmólogo de Clínica Pasteur.

Una persona debe sospechar que es présbita si es que aparece dificultad para leer o para mirar cosas de cerca, cuando antes no existía. Comúnmente, los pacientes refieren cansancio visual, mareos, que “se les corren las letras” o que deben alejar lo que desean leer para ver mejor. Algunos pacientes logran compensar la presbicie al aumentar la intensidad de la luz ambiental, lo que puede reducir las molestias. Cuando estas molestias se hacen importantes, se debe consultar al oftalmólogo, para realizar un examen oftalmológico completo junto con la evaluación de la presbicia.

“Se han tratado de desarrollar diversos procedimientos para revertir la presbicie, pero sin lograr resultados del todo satisfactorios. El tratamiento actual consiste más bien en compensar la presbicie con anteojos para lectura, bifocales o multifocales, o en remplazar el cristalino que ya no puede cambiar de forma por un lente intraocular multifocal, lo que ha dado excelentes resultados cuando esta cirugía está bien indicada”,señala el Doctor Rodríguez.

Tamaño de Texto