DEGENERACIÓN MACULAR ETARIA (DMRE).

 por Dr. Mauricio López.

La Degeneración Macular Etaria (DMRE) es una enfermedad degenerativa que afecta el centro de la retina llamada mácula. Altera la visión más fina o discriminativa, particularmente para leer, manejar, observar un rostro o distinguir detalles. Tiende a afectar ambos ojos, aunque el compromiso en cada uno puede ser distinto. Es un problema de salud pública a nivel nacional y mundial por el aumento de la esperanza de vida de la población y la severidad que puede afectar la visión. “En el mundo occidental es una de las causas más frecuentes de ceguera o mala visión en la población mayor de 65 años. Por ejemplo, en Estados Unidos tiene una prevalencia del 3-6% en los mayores de 65 años y se incrementa a un 11-16% en los mayores de 75 años”, detalla el Dr. Mauricio López, cirujano oftalmólogo de Clínica Pasteur.

En Chile es cada vez un problema más frecuente. Tiende a manifestarse sobre los 60 años, y los factores de riesgo son la edad avanzada, antecedentes familiares, tabaquismo, hipertensión arterial e hipercolesterolemia, la presencia de la enfermedad en el otro ojo y la exposición a los rayos ultravioletas.

A pesar de que en fases iniciales puede ser asintomática, la DMRE provoca defectos relacionados con la deformación u ondulamiento de las líneas rectas, pérdida de visión central, de detalle, percepción de colores en forma atenuada. Y en etapas más tardías, pérdida de visión.

Es muy importante realizar un diagnóstico precoz, ya que un tratamiento oportuno puede cambiar el pronóstico visual a futuro. Se diagnostica a través de un examen hecho por el oftalmólogo donde el especialista hará un examen oftalmológico completo y, particularmente, realizará un fondo de ojo. Examen que se usa para analizar el nervio óptico, la retina y específicamente la mácula. En forma complementaria se pueden utilizar exámenes de imágenes tales como la angiografía retinal y la tomografía óptica de coherencia. “El tratamiento de la DMRE consiste en tratar los factores de riesgo que se pueden prevenir , tales como: tenre una dieta rica en verduras verdes, baja en grasas saturadas y alta en omega 3 (pescados como el salmón), no fumar, control de la presión arterial y del colesterol. Se recomienda el uso por vía oral de suplementos vitamínicos y antioxidantes (vitamina C, E, beta carotenos y zinc). Para los pacientes con DMRE húmeda , existe la alternativa de usar inyecciones de antiangiogénicos intraoculares. Todo paciente mayor de 60 años debe someterse a un examen oftalmológico anual. Y, particularmente, los pacientes que tengan los síntomas o factores de riesgo previamente enunciados”, explica el Dr. Mauricio López, cirujano oftalmólogo de Clínica Pasteur.

Tamaño de Texto