ATENCIÓN CON LOS  TUMORES OCULARES

Existen tumores oculares dentro del globo ocular, en los párpados y conjuntiva (superficie). Si bien estas condiciones son poco frecuentes, es necesario considerarlas, dado el aumento en la longevidad de la población y de una mayor exposición a la radiación ultravioleta del sol.

En adultos, algunos factores de riesgo son el tabaquismo, la exposición a radiación solar sin protección.

En niños el Retinoblastoma es el tumor maligno primario ocular más habitual. Su incidencia es de 1 en 10.000 recién nacidos vivos. La detección precoz es gravitante en el pronóstico y respuesta al tratamiento. Una pupila blanca en una fotografía con flash pudiera ser el único signo que alertara de este raro tumor. Por eso se recomienda consultar con un oftalmólogo frente a este tipo de imagen.

Siempre el primer objetivo es salvar la vida del paciente, aunque esto signifique tener que sacrificar su visión. Cuanto más precoz se detecte un tumor ocular, habrá mejores resultados y menos riesgos de complicaciones.

Tamaño de Texto